El renting de coches clásicos. ¿Cómo funciona y qué aporta?

El renting de coches clásicos se ha convertido en una opción complementaria y en muchos casos, prioritaria, frente al tradicional proceso de compra. Sí, estamos hablando de modelos antiguos, aquellos vehículos con un toque especial y que nunca pasan de moda.

Los contratos de renting de estas joyas sobre ruedas han ido tomando fuerza en el sector automovilístico durante los últimos años, pero, ¿a qué se debe esta creciente popularidad? La respuesta es sencilla, ofrecen una serie de ventajas con las que la tenencia de estos automóviles en propiedad no puede competir.

Dicho esto, en este artículo queremos ofrecerte una comprensión integral de lo que ofrece un contrato de renting personalizado, así como de los beneficios que promete, la amplia gama de coches clásicos disponibles para alquilar y las posibles implicaciones financieras y legales que conlleva.

Cómo funciona el renting de coches clásicos

Si te encuentras aquí con nosotros es muy probable que te fascinen los coches clásicos y estés analizando la posibilidad de tener uno en tu garaje sin las ataduras de ser dueño. Pues la verdad es que el renting de coches clásicos ofrece precisamente esa ventaja, permitiéndote conducir el coche de tus sueños sin la inversión ni el compromiso que implica poseerlo.

Empecemos por explicar el concepto más básico, es decir, el renting de coches. Este término anglosajón hace referencia a un contrato de alquiler a mediano y largo plazo, en cuya modalidad, pagas una cantidad fija mensual durante un periodo acordado, que suele oscilar entre dos y cinco años.

De esta forma, una vez se termina un contrato de renting, simplemente devuelves el vehículo y puedes elegir tener otro coche bajo un nuevo contrato de renting, o seguir alquilando el mismo si es que te sigue interesando.

Sin embargo, el renting de coches clásicos no es solo el alquiler de un vehículo cualquiera. Entramos en un terreno más específico y exclusivo, donde los coches poseen un inconfundible valor nostálgico y por supuesto, un coste de mantenimiento y reparación mucho mayor.

Por este motivo, es importante saber que las cuotas de renting para coches clásicos suelen ser más altas que las de los coches contemporáneos, pero que incluyen todas las posibles reparaciones, así como un seguro a todo riesgo.

Beneficios de optar por el renting de coches clásicos. ¿Por qué elegir el renting en lugar de comprar un coche antiguo?

Poseer un coche clásico es el sueño de muchos amantes de los vehículos, pero el coste de su mantenimiento y alto precio de adquisición a menudo actúa como un freno para decantarse por lograr este objetivo.

Por eso, una de las ventajas clave del renting sin entrada es la posibilidad de disfrutar de la elegancia y la nostalgia que ofrece un coche clásico sin la necesidad de hacer un gran desembolso.

De esta forma, en lugar de pagar un alto precio inicial para la compra del coche y asumir el resto de costes derivados, simplemente pagas una cuota mensual que incluye todo lo que necesitas.

Con el renting de coches clásicos, puedes cambiar de coche una vez que expire el contrato a los 2 a 5 años, lo que significa que puedes experimentar con varios modelos sin tener que lidiar con la venta del coche anterior, algo que a menudo puede ser complicado para los coches clásicos precisamente por su alto coste y su exclusividad.

Teniendo en cuenta lo anterior, hay que hablar también de la depreciación. Los coches pierden valor con el tiempo y los kilómetros. En el caso de los clásicos, aunque algunos pueden apreciarse con el tiempo, muchos otros sufren una importante depreciación sin tienen señales de uso. Con el renting, este riesgo es asumido por la empresa, no por el usuario.

Además, puesto que las empresas de renting nos encargamos de todas las tareas relacionadas con la gestión del coche, no tienes que preocuparte por encontrar un seguro adecuado, ni por buscar un taller especializado para el mantenimiento o reparación. Nuestro objetivo es que puedas centrarte solo en disfrutar de la conducción del coche.

El proceso para obtener un coche antiguo mediante un contrato de renting

Pongámonos en la situación de que ya te has decidido por un modelo de coche que te entusiasma, has sopesado los pros y los contras y estás listo para subirte a la fantasía rodante que los coches clásicos ofrecen. Pero, ¿qué pasos debes seguir para obtener un contrato de renting de un coche clásico?

Con el coche seleccionado, llega el momento de pasar a los detalles más técnicos y formales. Una vez formalizada tu solicitud recibirás una propuesta que debes revisar con detenimiento. Dicha propuesta incluirá detalles como el precio mensual, los servicios incluidos, la duración del contrato, las condiciones de uso del vehículo y las opciones que tienes disponibles al término del propio contrato.

Si estás satisfecho con la propuesta, el siguiente paso será completar la solicitud del renting. Este proceso normalmente implica una verificación de tu capacidad de crédito y puede requerir que proporciones ciertos documentos financieros, aunque todo el proceso está pensado para que sea lo más cómodo y ágil posible.

Cuando tu solicitud esté aprobada, sólo faltará firmar el contrato. No olvides leer detalladamente todas sus cláusulas y de aclarar cualquier duda antes de estampar tu firma.

Ahora sí, es momento de esperar a que los preparativos técnicos y administrativos se completen y ya podrás recibir tu coche clásico y comenzar a disfrutar de él. ¿Sencillo verdad? No obstante, si tienes más dudas, puedes contactar con nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *