Mercado de coches usados. ¿Cómo afecta el renting a este sector?

La evolución del mercado del automóvil ha llevado a la diversificación de las opciones para adquirir un vehículo. Mientras que la compra de coches nuevos continúa siendo una opción preferida por muchos, el mercado de coches usados ha mostrado un crecimiento constante.

Los vehículos usados ofrecen a los consumidores la posibilidad de tener un coche de calidad a un precio más asequible en comparación con los modelos nuevos. Además, en los últimos años, el renting de coches de segunda mano está marcando una nueva tendencia en este sector.

Los vehículos que quedan libres cuando se termina un contrato de renting suelen incorporarse al mercado de coches de ocasión, a menudo con un mantenimiento meticuloso y un historial de servicios bien documentado sus espaldas. De esta forma, existe una amplia variedad de vehículos de calidad en el mercado de coches de segunda mano.

A lo largo de este artículo, realizaremos un análisis sobre cómo el renting está reconfigurando las dinámicas del mercado de coches usados. Evaluaremos las tendencias actuales, el comportamiento del consumidor y las oportunidades que se presentan para quienes buscan disponer de un vehículo en este año 2023 o el próximo año 2024.

Cómo ingresan los coches de renting al mercado de coches usados.

El proceso comienza cuando un particular o una empresa decide optar por un contrato de renting en lugar de por comprar un coche. Durante el período de alquiler, que suele ser de unos años, el vehículo es mantenido y cuidado con un rigor superior al que tendría un vehículo de propiedad privada.

La razón es que las empresas proveedoras de servicios de renting tenemos acuerdos y protocolos específicos de mantenimiento para garantizar que los coches estén siempre en óptimas condiciones, ya que esto afectará directamente su valor residual una vez que regresen al mercado.

Al finalizar el contrato de renting, hay varios caminos que el futuro del vehículo puede tomar. Una de las más comunes es que el coche regrese a la empresa de renting, que luego decide venderlo o introducirlo en el catálogo de renting de coches de ocasión.

De hecho, en ocasiones, el mismo cliente que tenía el contrato de renting es quien decide comprar el vehículo al final del período de alquiler. En este caso, estos coches no ingresan directamente al mercado de coches usados, pero afectan su dinámica, ya que cada vehículo que se compra de esta manera representa uno menos disponible para el conjunto general de compradores.

¿Cuáles son los beneficios de adquirir un coche proveniente del renting?

El mercado de coches usados siempre ha sido una opción para quienes buscan calidad sin el alto costo de un coche nuevo y con la inclusión de los vehículos de renting, este segmento del mercado se ha enriquecido aún más.

Los coches provenientes del renting, a menudo, ofrecen una excelente relación calidad-precio. Son modelos relativamente nuevos, con características modernas, pero a un costo significativamente menor que un coche nuevo.

Además, puesto que estos coches tienen un historial de mantenimiento y de utilización claro y transparente, son especialmente valiosos en el mercado de coches usados. Los consumidores valoran este tipo de transparencia, ya que reduce la incertidumbre y los riesgos asociados a la compra de un vehículo usado.

Adquirir un coche usado, en este caso, proveniente del renting, es una forma de darle una segunda vida a un vehículo, algo que es beneficioso para tu bolsillo, pero que también contribuye al mercado alargando la vida útil de los automóviles.

¿Cómo está cambiando la percepción de valor en los coches usados por el auge del renting?

El auge del renting ha diversificado la procedencia y la calidad de los vehículos en el mercado de segunda mano. Muchos de estos coches provienen de contratos de renting que han concluido recientemente y eran coches sin usar, por lo tanto, en su mayoría son modelos modernos.

Este fenómeno ha empezado a cambiar la noción tradicional asociada a los coches usados. Ya no se les ve simplemente como vehículos viejos o con muchos kilómetros recorridos.

Actualmente, el consumidor sabe que puede adquirir un coche con pocos años de uso, con tecnología actual y en buenas condiciones, sin la necesidad de gastar lo que gastaría en un coche nuevo.

Todo el mundo sabe que un coche nuevo pierde valor nada más salir del concesionario. Sin embargo, un coche que proviene del renting y entra en el mercado de coches usados ha pasado ya por esa depreciación inicial acelerada, lo que ofrece a los compradores la posibilidad de adquirir un coche de calidad a un precio más ajustado y sin sentir que están ‘perdiendo dinero’ en el proceso.

Hace unos años, el mercado de coches usados estaba saturado de modelos antiguos con tecnologías desfasadas. Pero ahora, gracias al renting de ocasión, es posible encontrar vehículos con sistemas avanzados de navegación, asistentes de conducción y otras características modernas.

Si necesitas atención personalizada para elegir el coche de segunda mano ideal para ti, no dudes en contactar con nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *