El renting de motos. Definición, precio y servicios incluidos

El renting de motos está teniendo un gran éxito porque no es un secreto para nadie que las motocicletas son un vehículo muy cómodo para realizar pequeños desplazamientos, como por ejemplo para ir al trabajo.

Las motocicletas son mucho más fáciles de aparcar que los coches y además consumen menos combustible, por lo que es normal que muchas personas que necesitan moverse por la ciudad recurran a este tipo de vehículos.

En este artículo vamos a tratar por qué está siendo tendencia conseguir una moto mediante un contrato de renting para particulares en lugar de comprarla.

¿Qué es el renting de motos?

El renting de motos es un modelo de alquiler a largo plazo para vehículos motorizados de dos ruedas. Permite a las personas y también a las empresas disponer de una motocicleta sin tener que comprarla, simplemente abonando una tarifa mensual que normalmente incluye servicios adicionales como el mantenimiento y el seguro.

A diferencia de la compra directa donde el dueño asume todos los costes y responsabilidades del vehículo, la empresa proveedora de servicios de renting se ocupa de los aspectos técnicos y administrativos, liberando al cliente de todas estas preocupaciones.

Los contratos, que generalmente se extienden por periodos que van de uno a cinco años, permiten a los usuarios cambiar su motocicleta cuando se termina el contrato de renting, lo que resulta muy interesante para aquellos que quieren disfrutar de los modelos más recientes sin incurrir en los costes de adquirir vehículos nuevos con frecuencia, teniendo que asumir su depreciación tras la venta.

¿Cuánto cuesta el renting de una moto?

Las motocicletas con mayores prestaciones, como es lógico, suelen conllevar cuotas más elevadas y la duración del contrato de renting también influye, ya que el renting durante un periodo más largo se traduce en una cuota mensual más pequeña.

Por otra parte, los kilómetros permitidos por año también constituyen un elemento de variación del precio. Un límite más alto de kilómetros lo incrementa, dado el mayor uso y desgaste que sufrirá el vehículo. Además, las personalizaciones o características adicionales que se incluyan en la moto también aumentarán su coste.

De esta forma, para estimar la viabilidad del renting de motos para tu economía personal, es imprescindible compararlo con el coste total de tener una moto propia.

La compra implica el precio de adquisición y gastos continuos como mantenimiento, seguros y reparaciones, además de la depreciación. Sin embargo, los contratos de renting ofrecen un coste previsible, por lo que es más fácil calcular si tu bolsillo se lo puede permitir.

¿Qué servicios incluye el renting de motos?

El renting de motos ofrece diversas prestaciones que aportan mucha comodidad y mejoran la experiencia del cliente.

El servicio de mantenimiento incluye revisiones periódicas y así como los procedimientos necesarios para asegurar el funcionamiento óptimo del vehículo. Además, el contrato de renting habitualmente contempla la cobertura de las reparaciones, lo que permite al cliente despreocuparse de los gastos inesperados por fallos mecánicos.

En cuanto al seguro, los contratos suelen incorporar una póliza que protege tanto al cliente como a terceros en caso de incidentes. Además, se ofrece asistencia en carretera, proporcionando apoyo en situaciones de avería o accidente con tu vehículo de renting, una prestación que otorga una gran tranquilidad durante el uso del vehículo.

Algunos contratos de renting de motos incluyen el servicio de cambio de neumáticos. Dado que los neumáticos son importantísimos para conducir de forma segura estos vehículos, es totalmente necesario mantenerlos en buen estado.

En algunas ocasiones, el renting de motos puede ofrecer un vehículo de sustitución, un servicio muy valioso cuando la moto principal requiere de mantenimiento o de alguna reparación, asegurando que el cliente puede disponer pase lo que pase del medio de trasporte que tiene rentado, especialmente si lo necesita para ir al trabajo.

¿Qué tipos de motocicletas se pueden conseguir mediante renting?

El renting de motos facilita el acceso a distintos tipos de motocicletas y refleja la pluralidad de usos y estilos de vida de las personas.

El renting de motos incluye una selección de ciclomotores y ‘scooters’, que destacan por su utilidad en recorridos cortos en zonas urbanas. Son vehículos conocidos por su facilidad de conducción y su reducido consumo de combustible.

Por otra parte, las motocicletas de turismo son opciones idóneas para quienes disfrutan de viajes más extensos y la exploración de nuevos caminos. Están diseñadas para proporcionar confort en trayectos largos, con características como un amplio espacio de almacenamiento y asientos cómodos para largas distancias.

En el sector del renting de motos, también se encuentran las motocicletas deportivas, destinadas a los aficionados a la velocidad y la competición. Aunque su propósito principal es el uso deportivo, hay quienes optan por estos modelos para el día a día, atraídos principalmente por su diseño.

Si quieres saber más sobre cómo disponer de un vehículo de renting a mejor precio, no dudes en contactar con nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *