El renting de vehículos industriales. Qué es y cómo funciona

El renting de vehículos industriales es de gran utilidad para los negocios que buscan mejorar su logística, ya que facilita el uso de vehículos industriales mediante un contrato de alquiler a largo plazo.

No es casualidad que el renting para empresas esté teniendo un gran éxito en la mayoría de sectores económicos. A medida que los costes de adquisición de un vehículo y la incertidumbre se apodera de este mercado, la posibilidad de disponer de un automóvil sin comprometerse a largo plazo es la mejor opción para las empresas.

En este artículo, vamos a analizar cómo funciona el renting en el sector de los vehículos industriales y qué características y beneficios tiene utilizar esta modalidad de alquiler en el sector industrial.

¿Qué es el renting de vehículos industriales y cómo funciona?

El renting de vehículos industriales es un contrato entre una empresa y un proveedor de servicios de renting. En este acuerdo se especifica un periodo determinado, usualmente de varios años, en el cual la empresa puede hacer uso de uno o varios vehículos a cambio del pago de una cuota mensual.

Por tanto, la mayor peculiaridad del renting es que los vehículos no pasan a ser propiedad de la empresa que los utiliza. Cuando se termina un contrato de renting, los vehículos se devuelven al proveedor, lo que a su vez permite a la empresa actualizar su flota con otros modelos más recientes.

De esta forma, el renting sin entrada proporciona a las empresas el acceso a todo tipo de vehículos, siendo todos ellos automóviles de última generación y que están bien mantenidos, pero sin la carga financiera que para una empresa representa la compra.

Tipos de vehículos industriales disponibles para renting

El renting de vehículos industriales se adapta a las demandas específicas de las diferentes empresas y los distintos tipos de automóviles que están requieren.

Las furgonetas y vehículos ligeros son muy contratados en el renting de vehículos industriales, ya que estos vehículos son idóneos para el transporte de mercancías en ciudades y áreas metropolitanas, gracias a su tamaño manejable y su capacidad para maniobrar en calles estrechas.

Para el traslado de mercancías a una mayor distancia o en un mayor volumen, los camiones y vehículos de carga pesada son la opción más solicitada.

En este categoría incluiríamos los camiones de tamaño mediano pero también los camiones más grandes y articulados. Asimismo, se incluyen vehículos especializados, como camiones frigoríficos, muy importantes para el traslado de productos que requieren de refrigeración, como en el caso del renting para empresas de catering.

En el sector de la construcción y en otras áreas industriales a menudo se necesitan vehículos diseñados para tareas específicas. Por ejemplo, grúas, camiones hormigonera, excavadoras y otros vehículos concretos de la construcción.

¿Cuánto cuesta el renting de automóviles para uso industrial?

El precio del renting de vehículos industriales se ve influenciado por varios factores que merece la pena analizar por separado:

  • Tipo de vehículo: El tamaño de un automóvil y sus capacidades específicas son determinantes para determinar el coste del renting. Por ejemplo, un camión articulado para transporte pesado, lógicamente tendrá un coste mayor que una furgoneta de reparto.
  • Duración del contrato: Los contratos de renting tienen diferentes duraciones, pueden contratarse por períodos cortos o por varios años. Por normal general, contratos más largos se traducen en cuotas mensuales más bajas.
  • Kilometraje y uso del vehículo: El coste también depende del kilometraje anual estimado y del uso específico que se le vaya a dar al vehículo. Un mayor kilometraje o un uso intensivo pueden incrementar el coste, dado que se producirá un mayor desgaste del vehículo.
  • Servicios incluidos: Los contratos de renting incluyen servicios adicionales, principalmente el mantenimiento, el seguro y la asistencia en carretera. Cuanto más servicios incluya un contrato de renting más cara puede que sea la cuota mensual.

Teniendo en cuenta todos estos factores, la verdad es que el coste del renting de vehículos industriales es bastante variable. Por ejemplo, el renting de furgonetas oscila entre los 300 y 600 euros mensuales, mientras que el de un camión pesado para transporte de larga distancia podría rondar los 1000 euros mensuales.

Lo bueno es que si quieres tener acceso a las mejores ofertas de renting de automóviles estás en el lugar indicado, simplemente tienes que contactar con nosotros y te daremos toda la información que necesitas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *