La movilidad como servicio. ¿Qué es y como afecta al renting?

La ‘movilidad como servicio‘ (MaaS) fusiona diversas opciones de transporte bajo un único concepto, con el objetivo de mejorar las posibilidades de las personas cuando necesitan trasladarse.

Las innovaciones tecnológicas y el cambio en los patrones de movilidad urbana han propiciado el desarrollo de este modelo, cuya integración busca la optimización de los medios de transporte además de contribuir a la disminución de la congestión vial y la emisión de gases contaminantes.

A lo largo de este artículo, analizaremos el concepto y las características del ‘MaaS’ para ofrecer una perspectiva completa sobre el tema, teniendo en cuenta todas las posibilidades que este modelo presenta, tanto para los proveedores de servicios de renting de vehículos como para los consumidores.

¿Qué es la movilidad como servicio?

La movilidad como servicio supone una transformación en la percepción del transporte urbano. Se basa en la integración de distintos modos de transporte, como sistemas de transporte público tradicionales, o alternativas contemporáneas como los vehículos compartidos dentro de una sola plataforma, normalmente una aplicación móvil.

Con el uso de este software, los usuarios pueden reservar y pagar sus viajes eligiendo previamente de entre una gran variedad de opciones de transporte, todas ellas ajustadas a sus necesidades individuales.

Por eso, la movilidad como servicio es una opción personalizada que está compitiendo frente a frente con la propiedad de vehículos y los sistemas de transporte público convencionales.

Su innovación más importante yace en el empleo de nuevas tecnologías, ya que es gracias al uso de la informática que estos servicios de movilidad son posibles tal y como se conocen actualmente.

Características de la movilidad como servicio

La movilidad como servicio se adapta a las necesidades individuales de cada usuario, utilizando datos y preferencias personales para sugerir el tiempo de viaje más corto, el coste más bajo, o la mayor cercanía al lugar de recogida y destino.

Al incentivar el uso de transporte público y de modos de transporte compartido, ayuda a reducir la dependencia o la necesidad de tener un coche en propiedad, lo que a su vez disminuye las emisiones de gases de efecto invernadero y alivia la congestión en las ciudades.

Dicha reducción en la dependencia del automóvil beneficia como decimos al medio ambiente, pero también va mucho más allá y de hecho está cambiando casi por completo la cultura automovilística.

Por otra parte, la movilidad como servicio ofrece métodos de pago simplificados, permitiendo a los usuarios pagar todos sus viajes a través de una sola cuenta o suscripción, además de ofrecer precios más económicos para las personas que necesitan moverse con frecuencia.

¿Qué tipos de movilidad como servicio existen y se pueden contratar en la actualidad?

De entre los tipos más comunes de movilidad como servicio se encuentran los sistemas inteligentes de transporte público, la cual combina diferentes formas de transporte público, como autobuses, trenes y metros, ofreciendo al usuario una experiencia de viaje coordinada.

Las aplicaciones de movilidad como servicio permiten a las personas planificar su ruta, ver horarios en tiempo real y pagar el viaje, todo desde una única plataforma, mejorando así la accesibilidad y la eficiencia del transporte público en general.

Por otra parte, otro servicio de gran éxito en cuanto a movilidad es el uso temporal de vehículos, el cual que permite a las personas alquilar un vehículo por un período muy corto de tiempo, incluso por horas.

El ‘carsharing‘ es la opción es ideal para aquellos que necesitan de un vehículo de forma ocasional y por tanto no desean asumir los costes y las responsabilidades de comprarlo. Cada vez más ciudades están adoptando este modelo, ofreciendo una alternativa práctica a la de tener un vehículo en propiedad.

En cuanto a las plataformas de viajes compartidos, no hay nada más que decir que están gozando cada vez de un mayor éxito, lo cual es totalmente normal, sobre todo por ser tendencia entre los hábitos de movilidad de la generación Z.

La popular aplicación ‘BlaBlaCar‘ entraría en esta categoría, donde las personas pueden solicitar un viaje a través de la plataforma y compartir el trayecto con otros pasajeros.

Cómo influye el renting en la ‘MaaS’ y cómo afecta esta tendencia al sector del renting de vehículos?

El renting de coches flexible para particulares y PYMES ofrece una alternativa a la propiedad tradicional de automóviles, permitiendo a familias y empresas alquilar un vehículo pagando solo una cuota mensual.

Por eso, la creciente preferencia por los servicios de transporte ha encontrado una perfecta aliada en el renting, ya que el renting sin entrada permite el acceso a un vehículo según la necesidad del momento, sin los compromisos a largo plazo o los costes que normalmente están asociados a la propiedad de un coche.

De hecho, las empresas de renting estamos implementando plataformas digitales y sistemas de gestión de flotas, entre otras nuevas tecnologías, para responder a las exigencias del mercado de la movilidad como servicio, por lo que si quieres tener más información sobre este tema, te animamos a contactar con nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *