El renting de automóviles para empresas pequeñas

El renting de automóviles para empresas pequeñas es una opción totalmente viable que además aporta una gran cantidad de beneficios tanto económicos como a nivel de productividad, además de reducir la burocracia y la carga contable.

Durante mucho tiempo, el renting para empresas ha estado ligado a las compañías que contaban con un cierto tamaño o presupuesto, pero en la actualidad esto ya no es así.

Cualquier empresa sin importar su tamaño se puede ver beneficiada de los contratos de renting si lo usan como alternativa a la compra tradicional de un coche en España.

Por eso, en este artículo, analizamos el renting de vehículos para empresas pequeñas, a través de la explicación de sus condiciones y de las posibilidades que ofrece.

¿Qué se considera una empresa pequeña?

La definición de qué constituye exactamente una pequeña empresa puede variar según la industria, el país y las leyes económicas y comerciales. Sin embargo, hay características comunes con las que se pueden identificar a este tipo de negocios en todo el mundo.

Las pequeñas empresas suelen tener un número limitado de empleados, normalmente una empresa se considera pequeña si tiene menos de 50 empleados, mientras que si tiene hasta 250 ya se consideraría como mediana empresa.

En ambos casos, e incluso si no se necesita el vehículo para el uso profesional, está disponible el renting de coches flexible para particulares y PYMES, ya que ‘PYME’ es el acrónimo con el que se conoce a la pequeña y mediana empresa.

Además, por lo general, las empresas pequeñas tienen una presencia local o regional, a diferencia de las corporaciones más grandes que pueden operar a nivel nacional o internacional.

Por supuesto, el tamaño también influye en la capacidad de la empresa para influir en el mercado. A menudo, las pequeñas empresas tienen que asumir ciertas restricciones en cuanto a su capital y recursos, lo que puede limitar su rápido crecimiento.

Por eso, aunque se trata de negocios imprescindibles y de gran importancia para cualquier economía, es normal que uno de los mitos sobre el renting más repetidos sea que el renting de coches solo está al alcance de los grandes presupuestos, cuando en realidad es todo lo contrario.

¿Qué tipos de empresas pequeñas pueden necesitar automóviles de renting?

El renting de automóviles sin entrada representa una solución que permite a las empresas acceder a flotas de automóviles nuevos, o de segunda mano, pero siempre en perfectas condiciones, a cambio de un pago fijo mensual, lo cual es ideal para controlar mejor los gastos y el presupuesto.

  • Empresas de servicios profesionales. Las empresas que ofrecen servicios a domicilio, como consultorías y asesorías, o servicios técnicos. Dichas empresas necesitan desplazarse para asistir a reuniones con clientes o para gestionar proyectos en diferentes ubicaciones.
  • Empresas de comercio y distribución. Para las pequeñas empresas que realizan su trabajo diario en el sector del comercio y la distribución y necesitan los vehículos para la entrega de productos.
  • Empresas del sector de la tecnología y de la informática. Las empresas de tecnología y reparación de equipos informáticos, que requieren transportar equipos frágiles y/o de un alto coste sin que sufran daño. Pueden elegir de entre los modelos disponibles aquellos vehículos que se ajusten perfectamente a sus necesidades de espacio y seguridad.
  • Empresas del sector creativo y de realización de eventos. Las agencias de publicidad, organizadores de eventos y productoras audiovisuales, necesitan transportar equipos, materiales promocionales, decorados, o el propio personal.

¿Es posible contratar un renting de automóviles para las empresas pequeñas?

Como hemos comentado anteriormente, a menudo, se puede pensar que el renting de automóviles está diseñado solo para grandes empresas debido a la capacidad de estas para manejar grandes flotas de coches, así como de asumir compromisos financieros a largo plazo.

Sin embargo, este servicio ofrece grandes ventajas también para las empresas pequeñas, especialmente porque elimina la necesidad de endeudarse o de tener un gran presupuesto inicial, gracias a su estructura de cuotas mensuales.

La realidad es que el renting de automóviles se ha adaptado para ser accesible para empresas de cualquier tamaño, incluyendo a las más pequeñas.

De hecho, probablemente los profesionales y las empresas de menor tamaño sean los principales beneficiarios de esta modalidad de alquiler a mediano y largo plazo, ya que por lo general no pueden asumir el coste de tener un coche en propiedad y les resulta más rentable pagar únicamente por el uso real que se le da al vehículo.

Además, siempre es interesante destacar, que ofrece buenos beneficios fiscales, en muchos casos, las cuotas del renting se pueden deducir como gastos en las declaraciones de impuestos, lo que es de agradecer teniendo en cuenta que la carga positiva para los negocios y los autónomos es cada vez mayor.

Como conclusión, decir que el renting para empresas pequeñas no solo es posible, sino que es la mejor opción para que este tipo de negocios dispongan de cualquier tipo de vehículo. Si quieres saber más y necesitas atención personalizada, contacta con nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *