La biometría en la automoción y en los coches de renting

La biometría es una revolución tecnológica en la industria de la automoción que aprovecha las características únicas físicas, o del comportamiento de las personas para crear avanzados sistemas de seguridad.

Como siempre que aparece una tecnología emergente en los coches de renting, aparecen con ella multitud de dudas sobre su funcionamiento y su posible implementación.

Por eso, en este artículo, queremos darte toda la información que necesitas sobre qué es la biometría y cómo funciona en el sector de la automoción, además de hablar sobre cómo será su adopción en los coches de renting.

¿Qué es la biometría y para qué sirve?

La biometría es una tecnología que analiza las características físicas o de conducta de las personas para identificarlas o verificar su identidad.

Cada persona es única y por tanto, la biometría funciona mediante la captura de datos relacionados con características físicas únicas, como las huellas dactilares, el iris, la forma del rostro, la voz o incluso el patrón de venas.

También es capaz de identificar a una persona mediante el análisis de patrones de conducta, los cuales se convierten en información digital que una computadora puede procesar, comparar y almacenar.

La biometría proporciona un método seguro para controlar el acceso a todo tipo de dispositivos, sistemas informáticos y también para los automóviles.

¿Cómo se hace la biometría?

La biometría se compone de un proceso que a su vez se realiza a través de varias etapas, donde por supuesto hay que priorizar la captura de los datos y después realizar su análisis y almacenamiento.

De esta forma, el primer paso en el proceso de biometría implica recoger información sobre las características físicas o de conducta de la persona. Por ejemplo, cuando se utiliza un lector de huellas dactilares, el dispositivo escanea la huella de una persona y guarda su patrón único.

Después, dichas características se convierten en datos digitales, lo que significa que la información recogida se transforma en una representación digital, permitiendo así que sean almacenadas en una base de datos.

Los base de datos biométricos analizados puede estar en el propio dispositivo, como en el caso de un teléfono móvil que guarda la huella dactilar para desbloquearlo, o en una base de datos centralizada o descentralizada, siendo esta última una posible utilidad de la blockchain en el renting de coches.

¿Qué tipos de biometría hay en las diferentes industrias y en la automoción?

Existen diferentes tipos de métodos para captar datos biométricos y poder con ellos verificar la identidad de una persona.

Puesto que la biometría se aplica en muchos sectores aparte de la automoción, se utiliza uno u otro en función de las características de cada lugar donde esta tecnología se aplica como método de seguridad. Analizamos los principales y los más comunes:

  • Biometría de huellas dactilares. Consiste en el uso de sensores para capturar las huellas dactilares de una persona. Cada individuo tiene un patrón único en sus huellas, lo que hace a este método muy seguro y fiable para la identificación.
  • Biometría facial. La biometría facial analiza las características faciales de una persona para identificarla. Utiliza algoritmos para examinar distintos rasgos del rostro, como la distancia entre los ojos, la forma de la nariz y el contorno de los labios.
  • Biometría del iris. Se centra en analizar las características únicas del iris, la parte coloreada del ojo. El patrón del iris es complejo y único para cada persona, incluso entre gemelos idénticos. Por eso, los sistemas de reconocimiento del iris son extremadamente precisos y se utilizan allá donde se requiere de altos niveles de seguridad, como en aeropuertos y bancos.
  • Biometría de la voz. La biometría de voz no solo analiza el tono de voz, sino también el ritmo, la velocidad y otros patrones del habla.
  • Biometría de la conducta. A diferencia de los métodos anteriores, que se basan en características físicas, la biometría de comportamiento se enfoca en el comportamiento del individuo.

La biometría en el sector de la automoción y en los coches de renting

La biometría permite a las personas que tienen un contrato de renting personalizado acceder a su vehículo sin necesidad de una llave. Mediante el uso de reconocimiento facial, huellas dactilares o incluso reconocimiento del iris, solo las personas autorizadas pueden desbloquear y arrancar el coche.

De esta forma, se añade una capa de seguridad, eliminando el riesgo a un uso no autorizado del vehículo. De hecho, probablemente se trate del mejor de los sistemas antirrobo en los vehículos de renting.

Por otra parte, los coches de renting equipados con tecnología biométrica pueden ajustar automáticamente una serie de configuraciones de conducción en función de la persona que accede al vehículo.

Esta tecnología que parece de una película de ciencia ficción, es capaz de modificar por si sola la posición del asiento, los espejos, o la temperatura interior, entre otras cosas.

Incluso, algunos coches de renting de alta gama cuentan con sistemas biométricos avanzados que pueden monitorear los signos vitales del conductor, como el ritmo cardíaco o los patrones de respiración, algo especialmente útil para poder controlar la ansiedad al conducir.

Por supuesto, para las empresas que ofrecemos contratos de renting de coches flexible para particulares y PYMES, la biometría facilita la gestión del catálogo de vehículos, al disponer de datos precisos sobre quién ha utilizado el el vehículo en cada momento.

Si quieres saber más sobre cómo disponer de un coche de renting con sistemas biométricos de seguridad, contacta con nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *